CUIDADORES DE ANCIANOS PROFESIONALES




Los cuidadores de ancianos son personas capacitadas a través de cursos teórico-prácticos de formación, dictados por equipos multi e interdisciplinarios de docencia, para brindar atención preventiva, asistencial y educativa al anciano y a su núcleo familiar.

 
El deseo de formar cuidadores de ancianos nació del convencimiento de que ese arte, tan viejo como la vejez misma, requería del conocimiento y la técnica y no meramente de buenas intenciones.
 
Su campo de acción cubre el hogar, centros y hospitales de día, clubes y centros de jubilados, algunos servicios hospitalarios, asilos, residencias geriátricas y servicios sanatoriales.
 
El cuidador apoya al personal de enfermería y a los equipos geriátrico - gerontológicos de trabajo, cubre horas de soledad brindando compañía, aplicando técnicas para evitar la dependencia, previniendo accidentes, ayudando a los discapacitados e investigando indicios de alteraciones físicas o mentales en los ancianos bajo su cuidado.
 
La formación de cuidadores de ancianos posibilita solucionar una demanda social, sanitaria y cultural, regulable por horas, de bajo costo y sin condicionar el desarraigo familiar.
 
Entres sus actividades más frecuentes debo mencionar:
 
•  Participan en programas para la asistencia de ancianos y en la difusión de manuales de autoasistencia y cartillas médico - preventivas.
 
•  Descubren signos físicos de preocupación y alteraciones de conducta, informando lo detectado a familiares e integrantes del equipo de salud.
 
•  Cumplen o supervisan el cumplimiento de las medidas higiénicas, dietéticas y terapéuticas prescriptas.
 
•  Administran medicación oral horaria.
 
•  Colaboran en la aplicación de técnicas recreativas, fisioterapéuticas, de laborterapia, etc.
 
•  Ayudan en la rotación de enfermos paréticos y fracturados.
 
•  Brindan información y asesoramiento familiar para la mejor asistencia del anciano.
 
•  Aconsejan respecto a modificaciones edilicias y a la utilización de elementos de uso diario que permitan el mejor desempeño del geronte en actividades cotidianas.
 
•  Efectúan investigación gerontológica y participan en programas de actualización profesional.
 
•  Pueden integrar la Asociación Argentina de Cuidadores de Ancianos, donde incrementan sus conocimientos, promueven el intercambio de experiencias y se reglamenta su accionar.
 
La formación de cuidadores de ancianos no debe ser tan rígida, como para desconocer las características culturales, sociales, económicas y geográficas del lugar donde se efectúa su capacitación, por eso el Dr. Oehninger propone un programa internacional de formación con adecuación regional y local.
 
Respecto a las diferencias sustanciales entre asistentes geriátricos y cuidadores de ancianos debo mencionar fundamentalmente dos:
 
1. Etimológica - histórica:
 
Los términos asistir y cuidar pueden ser sinónimos de acuerdo al diccionario, sin embargo, el primero significa acompañar, servir, socorrer; en cambio el segundo, atender, esmerarse, mimar y “ el velar que es atenta vigilia es serena imagen del amor” (Jauregui).
 
En la práctica la diferencia pasa por la palabra Amor ..., el que asiste sirve, el que cuida sirve con amor .... una madre no asiste a su hijo, una madre cuida a su hijo.
 
En el año 1489, un galeno, Zerbi, introdujo el término gerontocomía definiendo así al “arte de cuidar de los viejos”, (Jauregui - ¿Qué es la Geriatría?). Los gerontocomistas cuidaban en los gerontocomios.
 
2. Legal:
 
En la Convención Colectiva de Trabajo, registrada bajo el número 122/75, se define al asistente geriátrico como: “Es el trabajador que se desempeña en los establecimientos geriátricos o en las secciones destinadas exclusivamente al alojamiento permanente de ancianos, de cualquier establecimiento asistencial y que efectúa la limpieza e higiene de las habitaciones, muebles y demás dependencias, sirve y suministra alimentos, ropa limpia, y está destinado al cuidado de los ancianos, viste e higieniza a los mismos, suministra medicamentos y efectúa curaciones. A cada asistente geriátrico se le podrán asignar veinticuatro camas en horario diurno y treinta y cinco en horario nocturno”.
 
Por otra parte, se especifica que “la condición de asistente geriátrico la obtiene el mucamo geriátrico, al año de revistar en esa categoría”. Desde ya que el cuidador de ancianos no puede ser asimilado al asistente geriátrico, teniendo en cuenta que:
 
•  Los cuidadores de ancianos obtienen esa condición luego de la aprobación de un curso de formación con real preparación gerontológica en equipos interdisciplinarios de docencia.
 
•  El cuidador de ancianos no se limita a tareas en hogares o residencias, muy por el contrario, su accionar si bien no descarta esa posibilidad, responde más a la atención personalizada dentro del núcleo familiar. A partir del conocimiento adquirido en los cursos, se encuentra capacitado para ejercer su oficio en forma autónoma.
 
•  Si bien el efectuar limpieza de una habitación o tendido de camas, etc., no es prohibitivo para un cuidador, el eje de su tarea es preventivo asistencial hacia el anciano.
 
•  En el caso de que el cuidador desempeñe sus tareas en centros asistenciales, la normal y adecuada asistencia al anciano no depende de cifras rígidas como un número de camas, sino de las capacidades o discapacidades de las personas que las ocupan.
 
•  El cuidador, no debe efectuar curaciones y solamente administra medicación oral, de absorción dérmica o eventualmente a través de nebulizaciones. Cuando la definición de asistente geriátrico plantea la posibilidad de que este recurso efectúe curaciones y administre medicación, sin aclarar a que tipos de curaciones se refiere o a que tipo de vías de administración de fármacos hace mención, es evidente que conceptualmente existe un error.
 
Una persona no capacitada para esas prácticas no debe ser habilitada por el sólo hecho de haber revistado un año en la categoría de mucamo geriátrico.
Así como ocurre con otras profesiones, los cuidadores egresados de los cursos de formación podrán dedicarse a varias actividades, entre otras mencionaré:
 
Actividades de los Cuidadores
Relacionadas con el cuidado de los ancianos Cuidado en domicilios o Instituciones
Relacionadas con la docencia Auxiliares docentes en cursos de formación de cuidadores
Relacionadas con las asociaciones de cuidadores (ONG en general) Integrando Asociaciones como la AACA, para trabajar en favor de la ancianidad y promover el desarrollo de otros cursos de formación y actualización
Relacionadas con la difusión gerontológica Participando en Programas de difusión médico preventivas y para el autocuidado
Relacionadas con la valoracón gerontológica Participando en programas de valoración ge-rontológica para diagnóstico de situación y controles de gestión

 

Otras clasificaciones
Por su relación con el anciano que cuidan Externos: No son integrantes de la familia del anciano
Internos: Son integrantes de la familia del anciano
Por su capacitación Empíricos: No efectuaron los cursos de formación
Profesionales: Se capacitaron en los cursos de formación
Por el lugar donde desarrollan su actividad profesional Domiciliarios: Cuidan en los domicilios de los ancianos
Institucionales: Cuidan en instituciones
Por su desempeño cotidiano Difusores: No cuidan ancianos pero participan en la difusión gerontológica
Asistenciales: Su tarea es la de cuidar ancianos en los domicilios, deslindando a la familia de esa tarea por muchas horas semanales
Por el tipo de asistencia que ofrecen a las familias de los ancianos Asistenciales: Su tarea es la de cuidar ancianos en los domicilios, deslindando a la familia de esa tarea por muchas horas semanales
De respiro: Su tarea se desarrolla en varios domicilios diariamente. Dan respiro por pocas horas semanales a las familias, para que estas continúen cuidando a sus ancianos